Recomienda

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Mandela, el hombre corriente capaz de lo imposible


He oído muchas cosas sobre Nelson Mandela en los últimos días. La que más me ha gustado sin duda alguna es que Mandela era una persona normal, parece contradictorio por sus logros pero es un hecho que él siempre recordaba. Divorciado de su mujer parece que nunca consiguió perdonar los 27 años que le tuvieron en la cárcel, cosa, por otra parte, muy humana. Quizá su naturaleza normal es lo que lo hace grande, seguramente si Mandela hubiera nacido en los 90 en los EEUU no hubiera sido nadie pero nació en un pueblo sudafricano en medio del Apart-heid y su carácter inconformista le convirtió en uno de los personajes más importantes de nuestra generación. Tanto es así que ha conseguido que en su funeral se produzca otro hecho excepcional, Obama y Cameron pillados haciéndose una foto con la primer ministro danesa como si estuvieran en una cena de promoción o en una despedida de

miércoles, 16 de octubre de 2013

Próxima estación...


Mi último post se titulaba fin del camino, un tren descarrilaba en Santiago y 79 personas morían en un cúmulo de negligencias. La vida probablemente se puede dividir en 3 fases, la etapa inmortal, en la que marcamos una clara línea entre los mortales (padres, tíos, abuelos...) y los inmortales, nosotros, nuestros amigos, hermanos..., la etapa de miedo a la muerte, justo cuando cruzas la línea y te das cuenta que la vida es, en muchos casos, efímera y se pierde en segundos y la última a la que no todos llegan es la etapa de resignación.
Hace unos 20 años, un domingo, mi tío nos recogió con su coche. Fuimos a una tienda de pollos asados, mi tió compró 2 pollos con patatas fritas. Comimos en su casa y después de comer vimos una peli para mayores, Mad Max, si no me equivoco. Lo recuerdo con meridiana claridad porque aquella peli no era evidentemente para mi edad, habíamos hecho como un viaje al futuro durante un par de horas. No recuerdo si ya estaba Sandra por allí, tampoco recuerdo muchos detalles pero sí puedo decir que aquella jornada se me quedó grabada. Mi tío era un díscolo, eso se tarda en entender, cuando eres pequeño el bien y el mal es muy polar, digital, o es uno o es otro, poco a poco te das cuenta que el bien y el mal son más bien tonos de grises. Así, cuando vas dejando la etapa inmortal, pasas la línea y te encuentras con la realidad del mundo empiezas a descifrar mensajes que han quedado en tu cerebro, situaciones, conversaciones... Es como cuando vas aprendiendo un idioma y se va abriendo tu cerebro y entiendes conversaciones más complejas y es como una especie de magia. Uno nunca sabe cuanto hay de genética en los gestos, los gustos y el sentido del humor pero en los momentos que pasamos juntos en estos años siempre sentí una conexión familiar, una guasa, una rebeldía que siempre me gustó.  Hoy hace 1 año, 9 meses y 16 días mi tío compró un billete sólo de ida, esta mañana se subió al tren, familia, no os olvidéis de ir a recogerle.

jueves, 25 de julio de 2013

Fin del camino


Tal día como hoy hace 16 años entraba andando en Santiago, mochila al hombro después de 12 días de caminata. Entraba fascinado por esa ciudad tan mística que despierta espiritualidad más allá del puro catolicismo. En el mundo ocurren tragedias cada día, a algunas de ellas les dedicamos 3 segundos de telediario antes de cambiar de canal e independientemente de las decenas, cientos o miles de víctimas.

jueves, 6 de junio de 2013

Mi primer TED




Acabo de llegar mi primer TEDx, el que se ha organizado en Arroyo de la Encomienda por Mariano Llorente y compañía. Si quereis saber lo que es de manera oficial podéis acceder a la web de Ted o a Google y lo encontraréis sin problemas, yo os voy a contar más bien lo que se siente. Lo primero que hay que decir es que uno, normalmente va a un TED con expectativas positivas, cosa que es normal pues es la base de esta organización, la positividad. Si tengo que compararlo con un sentimiento es muy similar a lo que sientes con 8 años cuando vas al circo por primera vez. He de reconocer, en este caso, que el evento ha superado mis expectativas. He llorado, he reído, me he emocionado y ¿por que?

sábado, 18 de mayo de 2013

Saber perder para saber ganar



Cuando eres niño las cosas tienen que tener un fundamento sencillo y fácil de entender. Cuando tienes 5 o 6 años ser el primero, ganar, es una de las principales metas que puedes alcanzar y a la hora de elegir un equipo de fútbol es muy difícil argumentar como adulto hacia un niño, que tu equipo ni es el mejor ni gana siempre pero que a ti te encanta. Eso probablemente nos ocurrió a mí y a mis hermanos cuando mi padre nos explicaba porque era del Atleti y sí, nosotros lo entendíamos, y de hecho nos hicimos seguidores acérrimos de este equipo pero nos costaba horrores explicar a nuestros amigos por qué no éramos del Madrid o del Barça.

martes, 14 de mayo de 2013

Filmin. Made in Spain


El tema de moda es la crisis, el consumo (inexistente), el emprendimiento, sinónimo de suicidio, el apocalipsis... Esta muy de moda repetir eso de que crisis es sinónimo de cambio, oportunidad. Hoy he decidido hablaros de mi última compra como consumidor, o mejor dicho, suscripción. Llevo 6 meses buscando una plataforma de cine online de pago donde poder ver películas cómodamente sin recurrir al emule para descargarlas. 

miércoles, 6 de marzo de 2013

Sede vacante



La iglesia católica es una de las organizaciones más antiguas del mundo. Ha generado miles de novelas, miles de páginas de historias de todo tipo y como no profecías, secretos que pasan de papa a papa...

Hace una semana Benedicto XVI abandonó su cargo, el primer papa que dimite en 700 años. En la era de la sobreinformación no se si es cosa mía o están pasando de manera extra concentrada cientos de acontecimientos increibles en un plazo de tiempo que en la historia de la humanidad representa un punto pequeñísimo.

jueves, 21 de febrero de 2013

Maestro


Cuando eres pequeño hay proverbios que se te quedan grabados para siempre, desde muy pequeño vengo escuchando ese proverbio que dice que a la gente del tercer mundo no hay que darle peces, hay que enseñarles a pescar. Esa historia de pequeño es muy gráfica pero de mayor va alcanzando madurez e incluso convirtiéndose en una especie de mantra que te viene a la cabeza en múltiples ocasiones.

domingo, 27 de enero de 2013

Supervivencia



Hace tiempo que estoy leyendo un libro ligado a la aventura, "Quien vive, quien muere y por qué". En ese libro se cuentan decenas de historias de supervivencia en situaciones extremas. En ese libro se intenta hacer un análisis casi científico de qué parámetros son necesarios para sobrevivir en situaciones límite. Poco a poco, adentrado en sus historias, voy observando que por supuesto, y en primer lugar la supervivencia es innata pero sobre todo es todo menos científica. No se basa exactamente en la suerte ni en la experiencia, se basa en un cúmulo de circunstancias que definen si vives o mueres. Aunque no lo parezca es una situación muy similar a la que estamos viviendo en plena crisis, estamos perdidos en medio de la selva y hay una serie de pesudocientíficos enseñándonos el camino. La mayoría de los episodios de supervivencia demuestran que en múltiples ocasiones los que mueren en una situación extrema son aquellos que tienen más experiencia y el ratio de mayor supervivencia por edad es en niños de entre 2 y 6 años, en cambio el mayor ratio de fracaso es de los 6 a los 10, ¿por qué? La supervivencia es innata, nacemos con ella, lo primero, por encima de cualquier cosa es vivir, todo lo demás está después. Cuando tienes 5 años y te pierdes en el bosque tu único objetivo es vivir, no buscas una salida, buscas cobijo, comes lo que sea y no esperas realmente el rescate porque a esa edad crees que esa es tu nueva vida. Un niño más mayor o un adulto en cambio aplica la lógica a un entorno que no conoce, en multitud de ocasiones cae presa del pánico o abandona.

Nos han dicho que este país no podría mantenerse con una prima de riesgo mayor a 500 (la hemos superado varias veces con creces), ni con más de 5 millones de parados (estamos por encima de 6). Los economistas definen parámetros de solución, el rescate, el saneamiento de la banca, la reducción del déficit... pero para el ciudadano de a pié no hay solución, no la hay porque la solución es innata, el ser humano está preparado para sobrevivir, emigraremos, robaremos, pediremos y también moriremos pero la situación límite que viven 2 millones de familias se solucionará con parámetros no científicos ni económicos. No se si pasaremos a ser un país pobre o al contrario saldrán multitud de héroes anónimos que nos sacarán del bosque pero la solución no es predecible.

Otro de los puntos en común entre esta crisis y vivir una situación de supervivencia extrema es que, en multitud de ocasiones, la balanza se vuelve positiva cuando la persona que intenta sobrevivir tiene una razón por encima de la lógica, un hijo, una madre, una novia...

Uno de los primeros capítulos de la mejor serie de la historia de la televisión, Perdidos, se titulaba "Vivir juntos, morir solos". Es hora de vivir juntos, o moriremos sólos.