Recomienda

jueves, 1 de octubre de 2015

Donde dije digo...



Lo más maravilloso de ser padre (o madre) por primera vez es que todos partimos desde 0, no importa las carreras que hayas hecho, los sobrinos que tengas, los hermanos que hayas tenido o cuan buenos hayan sido tus padres, cuando llega el momento te enfrentas cada día a desafíos que no imaginabas y que, por supuesto, normalmente no pensabas que ibas a resolver de la manera que finalmente lo haces. Este post va dedicado a todas esas frases lapidarias que una vez dijimos y que, por suerte, Dios ha decidido no tener en cuenta por nuestra pura inocencia al decirlas. Ahí van un buen puñado de juramento pre-paternidad:

- Mi hij@ dormirá en su cuna, nunca dormirá en nuestra cama, aunque llore.
- Mi hij@ se tendrá que acostumbrar a dormirse solo, no pienso dormirle en brazos porque luego se acostumbra.
- Mi hij@ se tendrá que acabar toda la comida del plato, sino no se levanta como me llamo Juanito
- Jamás permitiré a mi hij@ mear en la calle y mucho menos lo otro
- Nunca llevaré a mis hij@s al MacDonalds, Burguer King o KFC, por encima de mi cadaver.
- Juro por lo más sagrado que las salchichas no serán la base de la alimentación de mis hijos
- Mis hij@s comerán como minimo 5 piezas de fruta o verdura al día
- Jamás permitiré a mi hij@ ponerse un piercing y mucho menos un tatuaje
- No le compraré un móvil a mi hij@ hasta que cumpla los 16 como mínimo
- No permitiré que mi hij@ se enganche a las consolas
- Nunca dejaré a mi hij@ montarme un berrinche en el autobús o en un sitio público
- No permitiré a mi hij@ comer o cenar viendo la tele
- Nunca le limpiaré a mi hij@ la cara con un poco se saliva
- No permitiré a mi hijo comerse las uñas de los pies, y mucho menos los mocos.
- Cuando entre en una tienda mi hij@ vendrá cogido de mi mano, sino se queda en casa
- Yo no seré de esos padres que pierden a su hij@ en un centro comercial
- No permitiré a mis hij@s pintar en las paredes de casa
- Yo no seré de esos padres que le dan el móvil al niño para que no de guerra
- Mi hij@ verá la tele como mucho una hora al día
- Mi hij@ tendrá que entender que yo necesito mi espacio (juas, esta es una de las mejores de todas)
- Si mi hij@ se hace del equipo rival le echo de casa (esto en mi caso sigue siendo verdad :))
- Y la última, jamás me olvidaré de recoger a mi hij@ en el cole o la guardería


Si os habéis visto reflejados en al menos 5 de estas frases no os preocupéis, eso sólo significa que sois seres humanos y si alguien os recuerda vuestros juramentos justo en el momento en el que los rompéis podéis utilizar aquel magnífico argumento de Groucho Marx que decía: " si no te gustan mis principios, no importa, tengo otros"