Recomienda

lunes, 22 de febrero de 2016

Inside Out



Hace unos 6 mese fui a ver la deliciosa Inside Out de Pixar con mi hija. Si, soy unos de esos padres que lleva a sus hijos a ver pelis de Pixar porque les gustan a ellos. Esta peli narra maravillosamente una idea de cómo es el cerebro y como se manejan los recuerdos en el. Como existen recuerdos bonitos que construyen áreas de la personalidad y recuerdos tristes que en ocasiones se aferran igualmente a esa misteriosa personalidad que tenemos y no sabemos porque. Hace ahora unos 25 años mi padre enfermó por primera vez. Estaba jugando la partida en el hogar y se mareó. Tengo ese recuerdo grabado pero no de forma desgarrada sino como un sentimiento de desorientación. Mi madre fue corriendo a ver qué pasada, mis hermanos y yo salimos a la terraza ya que desde allí se veía la calle donde habían llegado al policía y una ambulancia. Recuerdo que no lloré, seguramente en ese momento pensé que mi padre era inmortal, que todos los éramos, tenía 12 años. Recuerdo a mi hermana, dos años mayor, llorando, eso me hacía pensar que el asunto era grave. Mi padre hizo vida normal muchos años más. Mi naturaleza me ha permitido guardar muchos buenos recuerdos de antes y de después y pocos malos. 

jueves, 11 de febrero de 2016

Heal the world



Desde hace unos dos años salgo cada sabado por la mañana a correr. Antes lo hacia en la ribera del rio Kenet o en la del Támesis pero desde que me he mudado lo hago en una parque cercano. Alli me encuentro gente de todo tipo, depende de a que hora vaya y que tiempo haga. Hay desde gente jugando al futbol, a una familia recogiendo bellotas o una pareja haciendose carantoñas. El otro dia en una de las vueltas al circuito me cruce con una señora con un andador y no menos de 120 años... bueno, quiza exagero. La señora habia salido a andar en el mismo circuito que yo corria. Al cruzarme con ella me hizo sitio para que pasara y me sonrió como si me conociera de toda la vida.